Tu carrito de compra

0

No products in the cart.

💥 ¡2 x 40€ DESCUENTO AUTOMÁTICO AL FINALIZAR PEDIDO 💥👉 ENVIO GRATUITO

¿Eres de esas personas que no saben encontrar nada en su cartera? ¿Lo tienes todo lleno de billetes antiguos de tren o de metro? ¿Tardas más tiempo de la cuenta en encontrar alguna de las tarjetas que llevas? El orden es algo que puede resultar muy difícil de conseguir, especialmente si no sabes por dónde empezar. Si quieres tener una cartera ordenada, puede que el problema no sea tanto el uso que le des, sino más bien el tipo de cartera que tengas. ¿Has probado con una cartera minimalista?


¿En qué te beneficia tener una cartera ordenada?


El primer y más inmediato beneficio es la rapidez a la hora de pagar en cualquier lugar, o de utilizar alguna de las tarjetas que puedas llevar en tu cartera. Ya sea en el super, en el metro o, incluso, para darle tu tarjeta de trabajo a un contacto que pueda ser importante. No hay nada como estar siempre preparado, y para eso es crucial tener una cartera ordenada.

Otro punto es el de la limpieza. Una cartera desordenada suele ser una cartera poco higiénica. El dinero siempre está cargado de bacterias, y otro tanto con la acumulación de billetes de tren o de metro que ya no utilizas. Y lo mismo pasa con los tickets viejos de la compra. Si quieres dar una imagen profesional y ser una persona higiénica y limpia, lo mejor es que tu cartera esté perfectamente ordenada y tenga siempre lo imprescindible.

Otro punto importante es que te ayudará a rebajar el estrés. Como lo oyes. Piensa que el desorden es más una actitud que otra cosa. Si eres una persona descuidada con aquello que te rodea, entonces lo que tienes que hacer es tratar de poner orden poco a poco. ¿Cuál es la mejor manera de conseguirlo?


Elige una cartera minimalista


La respuesta más rápida es la de elegir una cartera que tenga el espacio imprescindibles para tu día a día. Las tarjetas de las que no te puedas desprender (como las del banco o la tarjeta sanitaria), un espacio para llevar tus billetes y un pequeño monedero para las monedas sueltas que te puedan quedar. Y así, como sabes que no tienes apenas espacio, la mayoría de cosas inservibles o que no te sean imprescindibles no vas ya ni a recogerlas. De esta forma, te obligas a ti mismo a ser ordenado y a mantener la cartera en el mejor estado posible.

Por lo tanto, el truco no es tanto cambiar tus hábitos de manera consciente. Elegir una cartera que sea funcional y minimalista te puede ayudar, y mucho, a economizar el espacio que tienes para ella. Por eso te recomendamos uno de nuestros modelos, que puedes encontrar aquí. Como ves, disponemos de diseños horizontales y de otros verticales, en función de tus necesidades.

En conclusión, el orden te ayudará a tener la mente relajada y clara y a ser una persona mucho más funcional. El equilibrio en los pequeños detalles será una ayuda excelente para llevar, también, esa nueva actitud hacia tu vida diaria. Y tener tu cartera perfectamente ordenada es un buen primer paso.

Deja un comentario

img

¡Añadido correctamente!