Tu carrito de compra

0

No products in the cart.

Hoy no sólo vamos a hablar del bloqueo RFID como tal, si no que vamos a desvelar por qué una cartera RFID tiene más cuento que calleja… Vamos a empezar por el principio...

Una nueva solución tecnológica ha llegado a nuestras vidas, con una operativa sencilla:

Acercando simplemente una tarjeta contactless a un datáfono se produce un cobro. Normalmente si la cantidad es inferior a 20 euros no es necesario introducir el código PIN de la tarjeta, lo que hace que se reduzca el tiempo de pago considerablemente. En  caso contrario, sí sería necesario introducir el PIN, como una transacción de tarjeta habitual. El número de cobros seguidos está limitado aproximadamente a 50€. El robo como tal a pesar de que técnicamente sería posible no es viable y os explicamos a continuación porqué. Sigue leyendo.


¿Necesito una cartera RFID?


A principios de Febrero de 2016 empezó a propagarse en un famoso portal Forocoches la noticia de que se ha visto a un hombre en el metro portando un TPV portátil para realizar cobros acercandolo a las carteras de los usuarios, esta noticia se enlazaba a un post de Facebook en inglés que había sido borrado. Tras esta noticia rapidamente saltó a Twitter y a Facebook donde el famoso Cabronazi desde su cuenta de Facebook alertaba de este robo. En dos horas, el bulo había sido compartido 10.000 veces propagándose de manera imparable por whatsapp. Si tienes una cartera anti rfid en tus manos, sentimos decirte que las marcas han tardado poco en aprovecharse de este bulo, añadiendo esta funcionalidad por la que te cobran un “extra tecnológico”. Dinero fácil, ¿no?

Por lo que puedes seguir este post, pero a priori te preguntamos ¿estás seguro de que necesitas una cartera protección rfid?

imagen protección RFID carteras

 

¿Para qué sirve una cartera con protección RFID?


Para bien poco. Fuentes policiales han indicado que no tienen conocimiento de denuncias por hurtos de esta clase. Tampoco VISA EUROPE han registrado incidencias de robo a través de terminales TPV. No ha habido ni un sólo hurto ni en España ni en Europa. Comentan: “No es posible robar del TPV a esas distancias, hay que estar a 3-5 centímetros para poder efectuar pago y antes de lanzar este tipo de tarjetas se han realizado pruebas de todo tipo....”


Si es que además los TPV virtuales cuentan con un timeout: si el pago no se ejecuta poco después de teclear el importe, hay que teclearlo de nuevo, hay que buscar a la víctima sin saber si lleva encima una tarjeta, descubrir dónde la lleva, por no mencionar el rastro tecnológico que deja tras de si y de fácil seguimiento. Del mismo modo, los datáfonos son altamente sensibles a la posición y al movimiento. ¿Qué os creéis? ¿Que los carteristas de toda la vida han cambiado su modelo de vida a una donde les pillarían ipso facto? Todo datáfono tiene que ir asociado a una cuenta bancaria donde se descubriría la identidad del ladrón ¿y el tiempo que perderían en buscar a las víctimas? Sí amigos...la cartera con protección RFID es un timo y tu cartera ahora mismo vale 10 euros menos…¿verdad? No te preocupes, no te sientas mal por esto, todos hemos pasado por ello, nosotros también hemos picado en ese marketing y creímos en su día que el bloqueo RFID era algo que iba en serio. No solo no vamos a volver a picar más sino que hemos creado unas carteras prácticas, originales, pequeñas, compactas y sin bloqueo RFID. Además, al no parecer una cartera común, pasan totalmente desapercibidas de cara a los ladrones. ¡Te podemos asegurar que es el mejor método antirrobo que conocemos!

Deja un comentario

img

¡Añadido correctamente!